Hábitos de lectura

¿Leer con música?

Es una pregunta frecuente y la respuesta depende sobre todo de nuestros hábitos. Qué es preferible, ¿leer con música o sin ella? Y otro aspecto a considerar si tenemos la capacidad de leer con música, ¿qué música es mejor?

¿Cuántas personas veis en la parada del autobús o en los bancos del parque disfrutando de un libro? ¿Cuántas personas deben de acudir a la biblioteca en busca del silencio?

french-tourists-378051_1280

En primer lugar, muchas personas necesitan eliminar todo el ruido de su ambiente para poder concentrarse y así poder comprender lo que están leyendo. Lo que ocurre es que si exponemos al cerebro a realizar dos acciones, leer y escuchar música, difícilmente podremos comprender lo escrito. ¿No os habéis dado cuenta nunca de estar tarareando mientras leemos? Claramente, estamos más pendientes de la música.

No obstante, hay otros que prefieren hacer las dos cosas a la vez, me incluyo. La música se puede utilizar como creadora de ambientes, es decir, puede llegar a conseguir un estado de concentración y calma que son necesarios para la lectura. ¿Os imagináis intentar leer mientras escucháis el tráfico, obras o conversaciones ajenas? Ahí entra la música, para actuar como ruido blanco y bloquear todos los sonidos molestos.

Numerosos estudios intentan comprobar los beneficios de la música, entre ellos podemos mencionar varios como: mejora de forma temporal el razonamiento espacio-temporal y la memoria a corto plazo, podría incrementar el rendimiento, reduce la ansiedad y, por tanto, ayudaría a conseguir el estado de relajación deseado, etc. Podemos encontrar otros beneficios en el enlace.

Pero no podemos olvidarnos de un aspecto importante, ¿toda la música puede dotarnos de un estado de calma? La respuesta es claramente no. La “música” como el Reggaeton, Electrónica y demás no es nada conveniente, es más, sus patrones machacones y pobres nos alterarían.

Entonces, ¿cuál es la más adecuada? Los géneros más destacados para esta tarea son el Jazz y la Música Clásica. Sobre todo las piezas instrumentales, ya que evitarían el cantar – si se encuentra en algún idioma descifrable para el oyente – o tararear las letras de canciones. Así se conseguiría no interferir, según la teoría de Badeley sobre la memoria de trabajo, en el bucle fonológico, a fin de cuentas, el proceso que se encarga de almacenar información verbal, conservándolo exclusivamente para la lectura.

portrait-94809_1920

Pero ahora entra en juego otra categoría, y esta es la denominada música binauralla cual consigue seguidores cada día. Y, ¿qué es el sonido binaural? Son frecuencias de ondas cerebrales que se combinan con música de fondo para llevar al oyente a un estado de conciencia alterada, un estado meditativo o incluso a un estado de relajación profunda.

Si vuestra preferencia es escuchar música durante la lectura, podéis encontrar numerosas Playlists tanto en Spotify como Youtube, con música adecuada y recomendada para la lectura. Y, por último, os animo a escuchar distintos tipos de música dependiendo de la temática del libro, así podremos adentrarnos con mayor facilidad en la historia.

Y vosotros, ¿qué preferís?

Gracias por leer.

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿Leer con música?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s